«

»

El Vuelo Diario

Vuelo periquito

El vuelo diario es algo imprescindible si queremos tener unos periquitos sanos y felices.

Un periquito que esté todo el día en la jaula encerrado, es como tener un mueble al que no das uso. Al igual que nosotros, ellos también necesitan “salir de casa” y divertirse un poco.

Lo ideal sería dejarles la puerta abierta y que salieran cuando quisieran, eso sí, siempre bajo vigilancia y con cuidado de que no haya:

  • Objetos peligrosos en el sitio que les sueltes, como radiadores, lámparas en las que puedan posarse y quemarse.
  • Ventanas abiertas o sin cortinas, a las que el periquito irá volando y se acabará pegando contra la ventana, pero esto se arregla corriendo las cortinas.
  • Muebles por los que pueda colarse.

El sitio ideal para soltarles sería el lugar donde tienen la jaula, como el cuarto de estar (explicado en alojamiento), si no tienes esa posibilidad, trata de buscar el cuarto o habitación que disponga de menos peligros para ellos y hazle una zona de juegos para que pasen el mayor tiempo posible en ese sitio.

Ya que no siempre podemos estar pendientes de ellos, por lo menos sería bueno soltarles un mínimo de 4 o 5 horas, y si no puedes pues el mayor tiempo posible que puedas ofrecerles.

Vuelo periquito 2

 

Verdad que es más bonito ver a un periquito suelto y volando, que en una jaula encerrada?? Si eres de los que aún no ha probado esto, hazlo!! Y verás como tu periquito te lo agradecerá!

 

Para que salgan no hace falta que los saques tú, simplemente déjales la puerta abierta. Tal vez al principio no se animen a salir porque puede que tengan un poco de desconfianza, pero seguro que cuando lo prueben una vez, repiten de nuevo. No hace falta que les obligues a salir, si ves que no salen, simplemente hay que tener paciencia.

 

A la hora de meterlos de nuevo a su jaula, es más de lo mismo. Primero déjales que se metan ellos solos, probablemente la primera vez que salgan tarden mucho en volver a meterse, los hay que incluso pasan la noche fuera. No hay que preocuparse, es algo normal, pero si tienes que meterlos porque no puedes ocuparte más de ellos o cualquier otra causa, apaga la luz y cógelos, que será mucho más fácil.

Importante: nunca recortes las alas de tu periquitos!! Es una práctica que realizan algunas personas, incluso lo he visto en algunas pajarerías, y por mucho que te digan que así será más fácil amaestrar a tu periquito y que son igual de felices, no hagáis caso. Sería quitarles parte de su naturaleza y al fin y al cabo lo más bonito de un ave, es lo que le hace ser ave: poder volar.

Si no quieres o crees que puedes ofrecerles este “lujo” que es para ellos poder volar, me pensaría seriamente tener un periquito o cualquier ave. Ya de por sí tener un ave en casa es algo triste porque les quitamos su naturaleza, pero si encima no les dejamos conservar un poquito de su esencia, ¿porque motivo íbamos a querer tener este tipo de animal?

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.