«

»

Enfermedades Infecciosas (por bacterias)

enfermedades infecciosas periquitos

Psitacosis (Ornitosis)

Es una enfermedad infecciosa que se descubrió por primera vez en el año 1874. Está causada por Chlamydophila psittaci (o Chlamydia psittaci), la cual es una bacteria que causa la Clamidia. Afecta tanto a psitácidas como a otro tipo de aves.

Síntomas:

Trastornos en el aparato respiratorio (dificultad para respirar, rinitis), fuerte diarrea, aparte de los síntomas típicos de somnolencia, pérdida de apetito, embolamiento, apatía…algunas aves pueden presentar también trastornos del sistema nervioso (convulsiones y parálisis). Normalmente se transmite por inhalación del polvo contaminado que se encuentra en las heces secas del periquito o ave.

Tratamiento:

Se da con antibióticos. Es necesario acudir a un veterinario para saber si nuestro periquito o periquitos tienen esta enfermedad, y el posterior tratamiento lo debe recetar el veterinario.

La peculiaridad de esta enfermedad, es que se puede transmitir a los humanos. En humanos los síntomas son muy parecidos a los de una gripe. Actualmente el riesgo de contagio para el hombre es muy bajo y no hay de qué preocuparse.

 

Inflamación de la mucosa del buche

El buche se encuentra en la parte superior del pecho, y forma parte del aparato digestivo de los periquitos. Se comunica por la parte superior con el esófago y por la parte inferior con el estómago. Es una especie de bolsa membranosa donde almacenan los alimentos, se humedecen y por último se ablandan.

Uno de los principales motivos por los que se produce esta enfermedad, puede ser por ingerir alimentos y agua que están contaminados por agentes bacterianos. Como comentaba al principio la higiene es muy importante para prevenir este tipo de enfermedades, ya que al fin y al cabo es algo que depende de nosotros y no de los periquitos.

Otro motivo puede ser que el periquito ingiera alimentos o agua que se encuentren demasiado calientes o fríos, así como se den procesos de fermentación en el buche.

Cuando un periquito regurgita excesivamente, puede dañar la mucosa, momento en el que las infecciones pueden producirse más fácilmente. Esto sucede sobre todo en periquitos que están solos y tienen como compañía un espejo. El animal no sabe que en realidad el reflejo del espejo es él mismo, sino que cree que al otro lado en realidad hay un amiguito. Intentará pasarle comida sin ningún éxito una y otra vez, lo cual puede llevarle a una inflamación de la mucosa del buche.

La inflamación se puede producir cuando las defensas de nuestro periquito están bajas o debilitadas, por eso es muy importante darles una dieta rica y equilibrada. Además puede transmitirse entre periquitos que se pasan comida.

Síntomas:

Vómitos con mucosidad, le cuesta tragar (produce un movimiento de cabeza y cuello como si se estuvieran ahogando hacia arriba y abajo), regurgita sin ninguna causa y lo que vomita o expulsa tiene mal olor, las plumas del buche están pegajosas y sucias, se muestra apático, no tiene hambre, el plumaje está erizado. Algunas veces pueden presentar el buche inflamado y sufrir diarreas.

Tratamiento:

Es una enfermedad muy peligrosa y es completamente necesario llevar al periquito al veterinario, y esté le recetara el antibiótico que le corresponda en las dosis que necesite y durante el tiempo que el veterinario crea conveniente.  Es muy importante suministrarle calor y si disponemos de grit o arena en la jaula, retirarla, porque empeoraría la enfermedad. Si disponen de espejo, lo mismo, debemos quitárselo.

También podemos añadirle en el agua unas gotas de vinagre de manzana ya que previene el desarrollo de bacterias y hongos.

Si nuestro periquito tiene esta enfermedad, hay que actuar rápidamente y llevarle a un veterinario, de lo contrario puede morir.

 

Salmonelosis

Está causada por la bacteria Salmonella typhimurium. La infección se produce por alimentos o agua que están infectados por salmonelas, o por animales que transmiten la enfermedad (aves silvestres, ratas…)

Síntomas:

Apatía, debilidad, grandes diarreas, somnolencia, plumaje erizado, adelgazamiento,  hinchazones en articulaciones y giros de la cabeza.

Tratamiento:

El periquito infectado debe ser tratado con antibióticos de amplio espectro que deberá recetarnos el veterinario. El problema de esta enfermedad es que puede expandirse muy rápidamente, y si poseemos un grupo de periquitos, cabe la posibilidad de que se produzca una epidemia.

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.