Diamante mandarín

En este post voy a aprovechar a hablar sobre el Diamante Mandarín o Zebra Finch, una especie de ave paseriforme orginaria de Australasia, los cuales puedo decir que he tenido el privilegio de verlos muchísimas veces en la naturaleza cuando estuve viviendo en el desierto de Australia. Siempre los vi en grupos de alrededor 20-30, pero pueden llegar al centenar. 

Hoy en día cada vez más gente se anima a tenerlos como animales de compañía, son muy sociables, y por eso si nos planteamos tener uno, siempre será mejor pensar en dos, y así además de que se harán compañía entre ellos, disfrutarás mucho viendo como se relacionan entre sí.

Por ello, lo más recomendable es contar con una jaula cuanto más grande mejor. Estos animales están muy acostumbrados a volar y cuanto más les facilitemos esto, más felices serán. Si ampliamos de número, las medidas deben aumentar del mismo modo. En este enlace encontraréis jaulas para diamante mandarín así como algunos consejos de como adecuar el alojamiento de la mejor manera posible.

Al ser animales de climas áridos, necesitan disponer de luz solar, lo cual es importante tener en cuenta a la hora de decidir tener diamantes mandarín como mascota.

Son animales con un canto muy especial, a mi parecer divertido y según su estado anímico cantan de una u otra manera!  Los diamantes mandarín suelen aprender el canto de los padres o de otros machos que estén a su alrededor o con los que conviven en lo que sería la pubertad, y lo van mejorando poco a poco con el paso del tiempo, hasta hacerlo perfecto.

diamante mandarin aves australianas

Están completamente aclimatados a vivir en zonas áridas donde las lluvias no se pueden predecir, y una característica que me llama mucho la atención es que tienen la capacidad de retener el agua, permitiéndoles estar durante mucho tiempo sin necesidad de beberla.

En la naturaleza, si se encuentran en climas áridos como el desierto, suelen criar dos o tres veces al año, o bien ninguna, todo va en función de la lluvia. Cuando comienza a llover es el momento de empezar a hacer el nido y lo hacen entre los dos (esto no ocurre si se encuentran en climas mas lluviosos, en los cuales es la hembra la que se dedica a hacer el nido y el macho transporta los materiales).

Otra curiosidad es que a la hora de incubar los huevos se van turnando cada hora y media aproximadamente, y en las noches ambos permanecen dentro del nido, así ambos se reparten el trabajo!!

Son tan sociables que cuando viven en comunidad no tienen ningún problema en ir a visitar los nidos de otras parejas, siempre y cuando se trate de la comunidad con la que viven, si se trata de otros a los que «no conocen» o una especie diferente, son bastante protectores y no dudan a la hora de hacer frente incluso a especies de mayor tamaño.

Para terminar os dejo con un regalito muy especial donde podéis ver Diamantes Mandarín junto a periquitos!!!

Imágenes cedidas por Jim Oatley

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.